Restaurante Casa l’agulla

Restaurant Casa l’agulla abrió las puertas el año 2013 dispuestos a continuar con la faena que durante más de 33 años realizó el ya desaparecido  restaurante La Sala de Sallent.

La masia del siglo XIX donde está ubicado el local, no solo le ha dado nombre al restaurante, sinó que también le dio el nombre al Parque de la Sèquia, conocido como Parc de l’agulla, ya que los terrenos pertenecen a la masía.

Situado entre Manresa i Sant Fruitós de Bages, en el restaurante Casa l’agulla encontrarás calidad, muy buen servicio  y un espacio que promueve la tranquilidad y el relax para disfrutar de su gastronomia y todo a un precio muy asequible (calidad-precio). Me gustaría destacar el trato minucioso y detallista que tienen con el cliente.

Hablo de un local pequeño, donde apenas caben 30 comensales, donde predomina el trato personalizado sobre el comensal.

Os paso el link de la pagina web del restaurante: casalagulla

                                                                                       LA MASIA

                     LA SALA

   Lugar muy personalizado con diferentes obras que visten su interior.           

                   LA CARTA

Os cuento lo que pedimos nosotros: os adjunto unas imágenes y a ver que os parece.


   ENSALADA CASA L’AGULLA

Según nos informó el gerente todos los productos son de proximidad.

  SOLOMILLO DE TERNERA CON SALSA DE TROMPETAS DE LA MUERTE

Exquisita mezcla junto a las trompetas de la muerte.

            TURBOT AL HORNO

Producto fresco y bien elaborado junto a patatatas panaderas y su propio jugo.   

    LA CARTA DE LOS POSTRES

TARTALETAS DE CREMA CON FRUTAS DEL BOSQUE

Postres de elaboración propia, algo que es de agradecer en los tiempos que corren.Cabe destacar que tanto las tartaletas como la mousse de crema catalana estaban deliciosos.

MOUSSE DE CREMA CATALANA

Como podéis ver en la cuenta que os he adjuntando el precio no es nada descabellado. Buen trato, buen servicio, buenos alimentos… Buen lugar para repetir sin duda.

5 detalles a tener en cuenta.

•Lugar con terraza, amplio aparcamiento y de fácil acceso.

•Productos de gran calidad y de proximidad.

•Buen trato, buen servicio priorizando el bienestar del comensal.

•Local tranquilo y personalizado con obras de arte vistiendo su interior.

Esta cerca de un lago, perfecto para pasear despues de la comilona.

No esperéis más y llamar.

  Adreça: Carrer Manresa, s/n, 08272 Sant Fruitós de Bages, Barcelona

TELÉFONO: 938 75 77 26

Restaurante Cal Quimet Sabadell

Si eres un apasionado de las carnes, Cal Quimet de Sabadell te apasionará.

No os perdáis este nuevo post porque no tiene desperdicio. Si quieres asegurarte una buena cena y quedar bien con tus seres queridos este es un buen lugar. Os presento Cal Quimet, un restaurante desconocido para muchos y templo sagrado para otros.

Sin duda para mí un gran descubrimiento. Os explico el menú pica pica que nos pusieron al grupo que fuimos y os hacéis una idea del restaurante.

Como podéis apreciar, el restaurante no es de lo más espectacular en cuanto a estética, pero sinceramente, cuando acabas de cenar es lo que menos te preocupa. Mas que nada por el grado de satisfacción con el que sales de ese local.

Para comenzar, Esteban el gerente un tio super agradable y divertido, nos trajo unos cucuruchos crujientes con queso cremoso, la verdad… ¡espectacular!Jusgad vosotros mismos.

Posteriormente nos recomendo un queso muy curado en aceite de oliva, vaya, de los que te pican el paladar y te dejan un gusto increible durante muchos minutos.

Uno de mis platos favoritos es la berenjena rebozada, y esta que elaboran en Cal Quimet, cortada tipo chip con un toque de miel está tremenda.

Para los amantes del los octopus y te consideras eres un apasionado del pulpo, no dudes en probarlo. Las raciones són generosas.

“Octopus a la brasa” como si fuera a la gallega…. ¡Realmente increible!

Todavía recuerdo el olor del ahumado de la brasa que quedó en el ambiente.

Salibando verdad, pues agarrate que vienen curvas… Huevos estrellados con jamón iberico, patatas y rabiolis rellenos de trufa.

Resumiendo: podía comerme tres platos de este invento. Menuda mezcla han montado, tremendo plato donde no podrás dejar de comer y sucar el cuscurro de pan. Fascinante. Mágico. Superfluo.

Que decir de la “picaña” a la piedra  y su guarnición de judías, pimientos del padrón, patatas al horno y panceta. Juzga tu mismo.

Aunque no lo parezca es piña, esta estaba preparada en una base de hielo picado junto a hojas de menta, aportando frescura y aroma. Los dados de piña parecían “chuches”, estaba riquísima, dulce y marinada, un acierto para que bajasen los primeros platos.

Por último, un postre “bomba”, dos de mis favoritos unidos, torrijas junto a una bola de helado de vainilla con nueces de macadamia.Tremendo.

Una vez cenados, tomamos los cafés y unos Gyntonics… La cuenta salió cerca de 40 euros por cabeza.


Cinco puntos que debes tener en cuenta:

• Zona de difícil aparcamiento.

• Productos de gran calidad y gran elaboración.

•Magnífico servicio, es importante preguntar a Esteban que recomienda.

•Si te gustan los Gyn, no dudes en pedirte uno.

•Es muy importante que llames para reservar ya que normalmente lo tienen todo reservado.

Restaurante Japonés Kote Sabadell

Si estas deseando  viajar hasta Japón y no puedes, te propongo una manera mas económica para desplazarte hasta el país del sol naciente. ¿Te animas? Venga que en tan solo 1 minutos estamos…

Bienvenido a Kote, un restaurante japonés ubicado en el centro de Sabadell desde hace  un par de años,  en este restaurante elaboran autenticas recetas artesanales japonesas.

Kote es el nombre de un utensilio típico que se utiliza para comer, cocinar y cortar.Seguro que estáis hartos de verlo en dibujos animados como en «Doraemon»,»Arale»o «Sushi, el pequeño chef» entre otros…

Os adjunto una fotografía a ver si os suena.

Por otra parte si no eres amante del sushi, tranquilo, aquí  por muy raro que te parezca no cocinan sushi.Disponen de una amplia carta xxl donde te explican que és cada plato.

Te explico mi experiencia y tomas nota…

El local está ambientado hasta el más mínimo detalle sobre la cultura japonesa, puedes encontrar en su decoración, desde «uchiwas»abanicos típicos del país, carteles o anuncios de Cervezas japoneses enganchados por todo el salón, figuras manga, tejidos artesanales decorativos enmarcados importados de Kyoto y  hasta un retrete con botoncitos y chorrillo de agua como los que se ven en las películas.

Nosotros llegamos al restaurante sobre las 20:45h y atendidos con gran amabilidad por parte de una camarera nativa, nos concedieron  ocupar mesa sin una reserva previa, eso sí, nos advirtió que sobre las 22:30h vendrían otros comensales con reserva.

Para acabar de ambientarnos, si cabe un poco más, nos trajeron la megasupercartaxxl de madera de algún dibujo manga que desconozco. En la carta, tal y como puedes ver a través de este link dispones de gran variedad de platos.

http://www.kote.cat/ca/cuina-japonesa/

Me gustó saber que la pasta con la que trabajan los fideos están elaborados al momento  gracias a una curiosa máquina importada desde Japón. Si no me equivoco la que está en el expositor del acceso principal.

Realmente tenía la sensación que estaba de viaje y me encontraba cenando en algún restaurante del centro de Kyoto. Y eso que todavía no habíamos comenzado a cenar. Su carta es un regalo para los amantes a la cocina oriental con nuevos sabores y nuievas sensaciones.

Os explico lo que nosotros pedimos y mi opinión personal.

Para picotear pedimos «yaki edamame» soja verde tostada, la verdad que si no te controlas un poco  es como comer pipas, estaba deliciosa. ¡ la cascara no te la comas, solo lo de su interior!

Otro entrante que me llamó mucho la atención fueron las croquetas de aguacate con salsa de soja, increíblemente deliciosas. Esta claro que te tiene que gustar el aguacate sinó tu opinión será bastante distinta  a la mía.

Las croquetas estaban crujientes por fuera y muy tiernas y suaves por dentro, con ese toque potente de sabor producido por la salsa de soja.Una gran mezcla que me tiene seducido. Las trajeron acompañadas en una bandejita con tres salsas: agridulce, soja y wasabi, esta última salsa pensaba que picaría algo más.

Otro de los platos que teníamos que probar a la fuerza eran los «kaisen shio yakisoba» esos fideos únicos en todo el vallés, fabricados por la mágica máquina importada desde el Japón.

Como podéis ver en la imagen, había  gran variedad de productos en el plato, provocando una armonía exquisita en cuanto a sabor y texturas. Los mariscos estaban tiernos y sabrosos y el fideo muy gustoso. Me encantó este plato.

Como no, también pedimos «shirogohan» arroz blanco apelmazado, muy apropiado para acompañar los diferentes platos, emplatado en un cuenco de cerámica y tapado para que aguantase mejor la temperatura.

Cuando en la televisión dicen Japón, a mi personalmente se me vienen dos imágenes a la cabeza, una es la de Manga y la otra, atún. No podía irme de allí sin probar un «tataki de atún».

No podéis ni imaginaros como llegué a disfrutar mezclando el «tataki de atún» rebozado pintado con las diferentes salsas anteriormente nombradas. Sí, lo saboreé y me recreé con su sabor y su ternura.Un autentico placer.

Los que seguiis el blog ya me vais conociendo y con tal de probar mas platos… me dejé llevar y pedí «corn butter»lo que viene a ser maíz salteado con soja y mantequilla, muy rico pero para mi gusto algo fuerte.Quizás por el exceso de soja que yo llevaba en el cuerpo.

Para finalizar , nos pedimos algunos postres ¿Os suena la palabra Dorayaki? Estoy seguro que los que tenéis niños sabéis de lo que estoy hablando, pues os informo que aquí los elaboran de manera artesanal.

¡Riquisiiiiimos!

Por otro lado se me antojo pedir Flam de té y la verdad que me llevé un chasco. Pensaba que era un flam con sabor a té y resulto ser una especie de yogurt mantequilloso, no me gustó. El sabor era algo amargo, pero se puede entender si es de té. La textura fue lo que me decepcionó más. Di por hecho que sería algo  parecido a un flam y no tenia nada que ver.

También y para finalizar decidimos comer algo de chocolate y el coulant era una buena opción. Me encantó, estaba recién hecho. El chocolate interior cremoso y sabroso. En cuanto al bizcocho estaba sublime, tierno y esponjoso. Mirar la fotografía y os hacéis una idea.

 Os ajunto la cuenta y sacáis conclusiones.

Pues ya sabéis si os gusta el Japo y no teneis intención de comer sushi, aquí os informo de otra opción.